Alvago Go!

El blog de Alvaro G. Ghisolfo

El blog que no habla de todo un poco: habla de todo, mucho.

Ir al contenido.

Quién soy

Soy la única persona
en el mundo que
responde al nombre
de “Alvaro G. Ghisolfo”.

Suscribite por e-mail

Ingresá tu dirección de mail para suscribirte a Alvago Go! y recibir notificaciones de nuevas entradas.

» Alvago »»» “Consumir preferentemente antes de” cuando se me cante

1 de Julio de 2015 2 comentarios

A primera impresión parece que soy el más rata del universo… y en parte lo soy. Pero, por otro lado, la realidad es que siempre me dio lástima tirar comida (o relacionados) y es por eso que más de una vez prefiero comer algo vencido, antes que tirarlo.

No quiero comer asado frío, no me gustan las pastas recalentadas, no me cabe para nada la ensalada de frutas que está guardada desde el día anterior y me re calienta que en un restaurant te sirvan la guarnición asquerosamente mezclada con el plato principal, pero, últimamente…

Café 1 año y medio vencido

Hay que saber que el café molido de Café Martínez que viene en paquete, al menos el de packaging naranja (intenso), aguanta en la heladera al menos 1 año y medio. Si lo dejé de tomar después de tanto tiempo es porque ya no daba para más lo tan “pasta negra” que terminó quedando, pero el gusto no había cambiado.

Pochoclos con maíz, azúcar y aceite vencidos

Tirarme a mirar una película comiendo pochoclos es algo que no hacía demasiado seguido hasta hace unos años. Entonces, las primeras veces, hasta que no se acabó, no se me había dado por ir al almacén a comprar un paquete de maíz pisingallo… usando así uno vencido hacía más de 1 año. Por su parte, la primera vez, el azúcar no sé si estaba vencida, pero tenía como 1 año fuera del paquete, en la azucarera, abierta al público día y noche por delante y por detrás (?). Ni hablar del aceite, que como no lo uso casi nunca, lo repongo una vez cada muerte de obispo.
Inexplicable el olor a rancio que finalmente tenían esos pochoclos… ¡pero qué ricos que estaban!

Fideos de sopa

Cuando todavía vivía con mi familia, mi vieja tenía un tarro de vidrio translúcido azul con algunos fideos para sopa. Ella los reponía seguido porque comíamos bastante seguido, y si bien se los podría haber llevado, como no quedaban demasiaaados, me los dejó para que los termine yo y luego le devolviera el tarro.
Hace ya 3 años que no vivo con ellos, y ahí está el tarro azul, con los fideos adentro. Muuuuuuy cada tanto me hago un poco de sopa, ¡y los fideos lucen y saben igual que el primer día!

Ketchup, salsa golf, mayonesa, barbacoa

Desde el momento en el que entendí que no podía tener en la heladera abiertos todos los envases de aderezos habidos y por haber porque como no los uso demasiado se me empezaban a vencer antes de que pudiera utilizar un 5% de su contenido, me di cuenta de que podía robarle un poquito a McDonald’s y Burger King, intentando equiparar todo lo que ellos me roban a mí cuando consumo sus productos.
Cada vez que compro algo pido un par de sobrecitos, y ahí van a parar, a la alacena de mi casa, para usar cuando… ¡cuando ya están vencidos! Resulta que tampoco llego a utilizarlos todos, y se me termina vencido eso también. Igual no pasa nada, ya aprendí a regular un poco eso y no pedir tanto… o empezar a comer más.

Leche abierta hace casi 2 semanas

El sachet, la cajita y la botella de leche dicen “Una vez abierto, conservar en refrigerador y consumir dentro de los próximos 3 días” o algo por el estilo. Bueno, me parece que se les olvidó multiplicarlo por 4. Como no entiendo el olor de la leche (no distingo la buena de la vieja) ni pienso ponerme a hervirla para darme cuenta de cómo está (¡y encima después tener que tomarme otra vez el trabajo y el tiempo de enfriarla si la quiero fría!)… la tomo igual y fue. Eso sí, al menos la guardo en la heladera.

Té y mate cocido, 5 años vencidos

En la cocina del laburo hay varios sobrecitos de té y de mate cocido de distintas marcas extrañas que trajeron de regalo de no sé dónde, hace —voy a adivinar— al menos 6 años, cuando yo ni siquiera estaba trabajando acá. Los últimos nadie los tomaba, por ende iban quedando por ahí y acumulando mugre y espacio, especialmente desde que se vencieron. ¿Cuándo?: en mayo de 2013, diciembre de 2011 y junio de 2010.
¿Algún problema en tomar té y mate cocido vencidos hace 5 años? Para mí, ninguno.

Y a la hora del resfrío…

Con los remedios no se jode.
¡¡Minga!! Está confirmado, o mejor dicho, yo te confirmo, que los tecitos Vick los podés tomar hasta 7 meses después de vencidos y no te va a pasar absolutamente nada. No sé si te vas a curar del resfrío, pero morir, no te vas a morir.

Y bueno.

No sé hasta cuándo seguiré haciendo esto, pero ya me va a agarrar una úlcera, una intoxicación o algo por el estilo y ya aprenderé. Mientras tanto, ¡“consumir preferentemente antes de” cuando se me cante!

¡Pará, no te vayas! ¿Te gustó este post?
Suscribite a los próximos por RSS con tu lector favorito. ¡Gracias!

¡Nuevo! Ahora también podés recibir Alvago Go! por e-mail.
Ingresá tu e-mail:

Compartilo

» Alvago »»» www.alvago.com.ar

Hay 2 comentarios [Leer los comentarios]

¡Dejá un comentario!

Media pila, podés usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


» Alvago »»» Cuando diseño y tecnología no van de la mano

22 de Agosto de 2009 7 comentarios

Clight sabor Frutos rojos x 7 g.

Hoy a la tarde, como lo hago varias veces por semana, me dispuse a mezclar un litro y medio de agua con el contenido de un sobre de Clight. Como cada vez que una marca cambia, estaba analizando el diseño de la nueva imagen del producto, y encontré una tímida leyenda “Abra aquí” a los costados del sobre… pero nunca existió ninguna marca para poder abrirlo sin tener que recurrir a tijeras, cuchillos, alicates, tenazas… o bien romperse, rayarse y gastarse todos y cada uno de los dientes que instintivamente usamos para abrir este tipo de cosas. Es que, está comprobado, con las manos no se puede abrir.

Sí, sé lo jodido que es hacer coincidir la flecha situada al lado de esa frase, con el calado para poder abrir el sobre. Al elaborar productos en cantidad, la velocidad y los costos de producción son dos factores fundamentales que no se pueden modificar, pero hay algo que sí se puede modificar: el diseño.

Tortitas sabor Chocolate x 125 g.

Tortitas sabor Chocolate x 125 g.

Y bueno, eso, fue el disparador para volver a generar un post que no hable de temas personales. Me puse a revolver la casa buscando situaciones similares, y lo primero que recordé son las galletitas redondas que vienen en paquetes cilíndricos. Ahí sí, nunca, nunca, pero nunca, el calado coincide con la frase. Es más, demos gracias si el calado coincide con el corte del papel metálico, porque en muchos casos, como en el del paquete de Tortitas que me tocó, no coincide, y uno no lo puede abrir de la forma en que debería hacerlo.

V sabor Guaraná x 250 ml.

V sabor Guaraná x 250 ml.

Pasa un poco lo mismo con los precios: los productos mantienen los mismos envases pero cambian el precio, y entonces ¿qué hacen?: le pegan el precio encima. Y éste, nuevo, nunca coincide con el de abajo, llegándose en muchos casos a ver los dos. Un clásico es el típico yogur de La Serenísima, que cuando fui a sacarle una foto, hace 15 minutos, justo se me acabó la batería de la cámara y desistí. Pero previo a eso había registrado el caso de V (llamado también Vitaliza), que originalmente no informa ningún precio, pero luego se le pegó encima un sticker que cubre otros textos sin permitirlos leer.

Por último, creo que no alcanzaría el lugar para mencionar todos los casos en los cuales la fecha de vencimiento es totalmente ilegible y/o inencontrable, si es que existe esa palabra. Uno puede llegar a estar tantos días tratando de encontrar dónde está impresa la fecha de vencimiento, que quizás para cuando la encuentra, el producto ya venció.

Rifocina 10mg/ml Spray x 30 ml.

Rifocina 10mg/ml Spray x 30 ml.

El caso más común es el bajorrelieve de la fecha de vencimiento que no se llegó a marcar del todo bien. Se ve más que nada cuando el soporte es cartón. Acá le saqué una foto a un producto farmacéutico, Rifocina. Esto, lamentablemente, ya no depende del diseño…

Otras veces se nota que el producto queda situado al revés a la hora de imprimir la fecha por encima. En los alfajores suele pasar, y bueno, lógicamente, o no sé si tan lógicamente, el “Consumir preferentemente antes de” lo dice sólo de un lado.

La Campagnola Salsati x 400 g.

Respecto a esto, todos los productos enlatados de La Campagnola dicen “Consumir preferentemente antes de: (ver tapa/fondo)”, de manera que no importe cómo quede parado el producto a la hora de imprimir, siempre va a ser fácil de encontrar según esa leyenda. Sin embargo implica un “trabajito” extra para el consumidor, que puede llegar a mirarlo en primer lugar de la cara equivocada.

Frutigran Semillas sabor Chia & Lino x 240 g.

Frutigran Semillas sabor Chia & Lino x 240 g.

H2Oh! sabor Citrus x 1½ lt.

H2Oh! sabor Citrus x 1½ lt.

Por supuesto que esta búsqueda o trabajito extra, que se limita a las únicas dos caras de un cilindro, puede ser infinitamente más complicada cuando el envase tiene cualquier forma y cuando en la leyenda te ponen “Consumir preferentemente antes de: (ver envase)”. Y sí, ya sé que tengo que ver el envase… no voy a ponerme a buscar la fecha de vencimiento en la tele o en Internet. Yo lo que quiero saber es en qué parte del envase está. Y no me lo dicen.

Twistos sabor Jamón ibérico x 110 g.

Twistos sabor Jamón ibérico x 110 g.

En este sentido la gente de Pepsico no sé si tiene la mejor conexión entre frase y precio/vencimiento/lote, pero sí podemos asegurar que precio/vencimiento/lote nunca cambian de lugar. Siempre va a ser al frente, arriba, a la derecha. Y nuestra memoria visual lo memoriza.

Ahora, después de criticar tanto, por último, estaría bueno decir cuál es el mejor caso, ¿no?
El siguiente no sé si será el mejor de todos los casos, pero al menos sí lo es entre todo lo que encontré en esta casa. Pertenece a Knorr, y es muy loco que contraste tanto con uno de los peores casos en cuanto al diseño, que también pertenece a Knorr.

Knorr Quick Light sabor Vegetales x 55 g.

Knorr Quick Light sabor Vegetales x 55 g.

Estoy hablando, por un lado, de la caja de sobres de sopas instantáneas, que en el lado superior dice, abajo de todo y a la derecha de todo, “Consumir antes del:”, terminando con esos dos puntos y dejando un margen que hace imposible que quepa ahí ni media línea de texto. Es por eso que después terminan poniendo la fecha en cualquier parte (al menos de la misma cara) de la caja… entonces, ¿por qué no cambian de lugar la frase al ángulo superior izquierdo? Sí, sé que no va a quedar bien. Entonces que cambien la frase.

Knorr sabor Carne x 114 g.

Knorr sabor Carne x 114 g.

Y, por otro lado, tenemos a las cajitas de ¿cubitos? de caldo (creo que se dice así :P), que no será “woooow, qué diseño”, pero al menos está súper correcto. La parte “chota”, “fea”, todo del mismo lugar: frase, fecha de vencimiento, número de lote, y el “tire aquí”. Con esto me compró. Es más, el día que sepa cocinar, voy a hacer todo con Knorr (?).

Bueno, creo que ya estoy divagando demasiado… Además, de un post copado que pensaba hacer, salió cualquier cosa. Mejor corto acá… y eso… y bueno, y nada, y esto fue todo Alvago Go! para Nivel X y espero que les haya gustado.

¡Pará, no te vayas! ¿Te gustó este post?
Suscribite a los próximos por RSS con tu lector favorito. ¡Gracias!

¡Nuevo! Ahora también podés recibir Alvago Go! por e-mail.
Ingresá tu e-mail:

Compartilo

» Alvago »»» www.alvago.com.ar