Alvago Go!

El blog de Alvaro G. Ghisolfo

El blog que no habla de todo un poco: habla de todo, mucho.

Ir al contenido.

Quién soy

Soy la única persona
en el mundo que
responde al nombre
de “Alvaro G. Ghisolfo”.

Suscribite por e-mail

Ingresá tu dirección de mail para suscribirte a Alvago Go! y recibir notificaciones de nuevas entradas.

» Alvago »»» Alternativas locas para superar las salidas rutinarias

8 de Noviembre de 2010 5 comentarios

Ante todo aclaro que pensaba hacer de éste un post mucho más rico en contenido, dejándolo para cuando tenga más ganas y más tiempo para escribir. Pero como ese momento es utópico… esto va así nomás, convirtiéndose en otro clásico post de relleno.

La pregunta es: ¿nunca les pasó que ir siempre a los mismos lugares, los mismos días, a las mismas horas, con la misma gente, y haciendo lo mismo, se les terminó convirtiendo en una rutina? Ya sea por trabajo, por estudio o por simple ocio, creo que dejar caer un simple viaje en una rutina es una de las peores cosas que pueden pasar. Este post está destinado principalmente a la parte de “simple ocio” porque es lo que vengo pensando hace bastante, pero puede aplicarse a algunas otras salidas también.

El hábito, el acostumbramiento, la rutina, la repetición… con un poco tiempo de más y/o con dinero de más, se puede revertir. Teniendo siempre en cuenta esos dos factores, la solución es tan simple como empezar a considerar algunas de las siguientes opciones:

  • Tomar un colectivo o un camino que no se haya tomado nunca
    Uno puede llegar al mismo lugar con un colectivo (o en auto, pero siempre haciendo el mismo recorrido)… Bien, es hora de cambiar ese recorrido o tomarse uno o más colectivos alternativos. Si la salida es por ocio y no hay un destino definido, incluso se puede tomar un colectivo cualquiera y bajarse en cualquier lugar, sin saber exactamente qué hacer… ateniéndose a las consecuencias :D.
  • Generar una lista de lugares sin mirar, e ir al primero que coincide o no coincide con el otro
    Imaginemos que dos o tres personas quieren salir y no saben a dónde. Cada uno arma por separado una lista de lugares a donde ir (acordando algunas condiciones previamente), luego se elige si se va a ir al primer lugar que coincida o que no coincida entre ambas listas. Se comparan las listas y, ¡zas!, ya está elegido el lugar.
  • Perseguir a una persona equis
    Simple: estoy en el medio de la calle con una hora al pedo por delante. ¿Qué hago? Me elijo una persona y me pongo a perseguirla, a ver hasta dónde va. Ojo, este punto puede traer consecuencias legales (?).
  • Ir hasta la última parada de un colectivo o subte
    También es bastante simple: uno se toma un colectivo/subte, pero se prohíbe bajar antes de la terminal/cabecera. Lógicamente, esto se pone más interesante si uno desconoce el recorrido o la finalización de ese servicio de transporte, pero más o menos tiene que estar informado de si no termina en Villa Alvaguito (?) para que no le afanen hasta los pelos.
  • Llevar menos de 5 pesos
    A ver cómo uno se arregla para salir con solamente $ 5. El viaje de ida, el viaje de vuelta… ¿y después qué pensás hacer?
  • No caminar por avenidas sino sólo calles internas
    Esto está bueno para cuando uno va caminando. Yo suelo hacerlo siempre, especialmente los viernes a la tarde, que estoy solo y varias horas al pedo. La idea es evitar caminar por las avenidas principales, sino transitar solamente las calles internas de la ciudad. Es una buena forma de saber dónde hay ciertos negocios más chiquitos que no hay en avenidas, ver gente no tan enloquecida sino un poco más de barrio, conocer los nombres de las calles que uno nunca conoce, ver casas en vez de tantos negocios, oír un poco menos de ruido y respirar un poco menos de smog.
  • Ir hasta donde se corta una calle y recién ahí doblar
    Esto se puede hacer caminando o en auto. Es tan simple como ir por una calle y prohibirse doblar en otra, a no ser que se corte, claro está. De más está decir que más o menos hay que pensar qué calle se va a elegir, o permitirse cortar el juego en cualquier momento… Si uno agarra Av. Rivadavia en Capital Federal (o Ciudad Autóoonoma… de Buenos Aires) y no dobla, va a terminar en Merlo, provincia de Buenos Aires.
  • Ir a un solo lugar sin moverse de ahí hasta decidir volver
    No hay mucho que explicar, ¿no? Llegar a un lugar, apoyar el culo y no ir a otro lado (o más difícil: no moverse) hasta que se decide volver.
  • Caminar todo el tiempo, sin sentarse
    Lo contrario a lo anterior. Lo que hago yo casi todos los viernes a la tarde :D.
  • No usar medios de transporte
    Tampoco hay mucho para explicar. Queda todo en manos de nuestras patitas.
  • Salir sin ir a ninguna fucking empresa capitalista (McDonald’s, Starbucks, etc.)
    Es una opción que muchos eligen de nacimiento, mientras que a otros nos es difícil considerar. Bien, la idea sería no pisar ciertas empresas sino pasar por almacenes de barrio, panaderías, rotiserías, kiosquitos, o simplemente una plaza. Esto puede abarcar no entrar a ningún shopping, o sí.
  • No pasar por ciertos barrios o sólo limitarse a determinada zona
    Esto sirve para cuando uno no sabe bien a dónde ir. Podría limitarse a no salir de Zona Sur, o a sólo pasar por el este de la Capital Federal, o sólo pisar ciertos barrios, o no pasar por los barrios que visitó en las últimas equis semanas, o cosas así.
  • Ir y venir de distintas maneras
    Algo similar a la primera opción. La idea sería ir a un lugar con un colectivo o subte o loquesea, y sin moverse de ahí más de determinada cantidad de cuadras (o sí, pero luego volviendo al mismo lugar), volver de otra forma.
  • Ir a un lugar con sólo equis sílabas o vocales
    Sí, esto claramente es una pavada que me quedó como secuela del post de los diminutivos… pero sirve. Uno puede elegir ir a un lugar (local, barrio, calle, lo que dé…) cuyo nombre sólo tenga cierta cantidad de sílabas, o cierta cantidad de vocales, o sólo empiece con cierta letra, etc. Obviamente, si esta cantidad o esta letra sale al azar, el desafío será mucho mayor.
  • Salir a un lugar al aire libre
    El tema acá está en no quedarse en un lugar bajo techo. No shoppings, no barcitos, no estaciones de servicio, no facultades… No sé qué, será cuestión de ver qué hay.
  • Salir sólo si llueve
    Esto sería algo similar a lo anterior, pero exactamente al revés, buscando un lugar que a uno lo repare de la lluvia.
  • Salir sólo si llueve, pero a un lugar al aire libre
    Masoquismo puro.
  • Organizar una salida decidida por una sola persona
    Si se trata de una juntada de dos o más personas, se puede hacer que cada vez que se sale, uno solo sea el que decida a dónde ir, y el otro va sin saber dónde y confiando en lo que va a decir el otro, casi como yendo con los ojos cerrados. Claro que tiene que ser un grupo de confianza y que más o menos compartan los mismos gustos o estén dispuestos a hacer cosas que por su propia cuenta no harían.
  • Hablar sólo con 3 personas
    Si esto se toma como una premisa y se presta atención todo el tiempo, verá que no es tan fácil como parece. Al comprar el boleto para viajar, hay que decirle el valor, y ya se gasta una persona. Si uno va a comprar algo para tomar, se gasta otra persona. Si aparece alguien en la calle que le pregunta cómo ir a tal lado, se le gastó la otra persona, y… ¿cómo volvemos?

De más está decir que este post es producto de la locura que a veces pasa por mi cabeza… y que sólo sirve como disparador para tratar de cambiar un poco las salidas que se convierten en rutina. Algunas son factibles de realizar, otras imposibles. Y obviamente estas restricciones se pueden combinar, como para hacer más difícil la cosa: ¿se imaginan salir caminando bajo la lluvia a un lugar cuyo nombre sólo puede tener 4 letras, sin poder doblar en ninguna calle, limitándose a dirigirle la palabra a 3 personas como máximo y contando con sólo 5 pesos en el bolsillo?

Ni hablemos de que existen mil alternativas más, sólo que éstas son las primeras que se me ocurrieron. Por supuesto, si se les ocurren más cosas locas, pueden dejarlas entre los comentarios… sin tomar a “ir a pegarle a Alvago por el post de mierda que hizo” como una opción válida. ¡Saludos!

¡Pará, no te vayas! ¿Te gustó este post?
Suscribite a los próximos por RSS con tu lector favorito. ¡Gracias!

¡Nuevo! Ahora también podés recibir Alvago Go! por e-mail.
Ingresá tu e-mail:

Compartilo

» Alvago »»» www.alvago.com.ar

Hay 5 comentarios [Leer los comentarios]

¡Dejá un comentario!

Media pila, podés usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


» Alvago »»» Armá tu #frasetwittera

26 de Abril de 2010 70 comentarios

Sí, definitivamente estoy loco, no hay vuelta que darle. Son las 7 de la mañana de un lunes en el cual tengo preentrega de Diseño y yo no sólo aún no me acosté a dormir (ni me voy a acostar) sino que no hice lo que tenía que hacer.

Pero bueno… vamos a la imagen, que ya se explica por sí misma (hagan clic para ampliar, importantísimo, sino no se lee), y después, si les interesa, sigan leyendo.

Armá tu #frasetwittera, dejala acá como un comment, y ¡twitteala!

Voy a explicarlo rápido a ver si puedo seguir con lo de la facultad. Cuestión que hace un rato, producto del sueño y de las pocas ganas de hacer lo que tengo que hacer, en un rato de boludeo encontré una imagen muy conocida que se distribuía hace unos años por Fotolog y por cadenas de mail. La subí a Twitpic y @bisarro, @adario7, @Guido_z, @monoarania, @codigomorton y @maluu79 armaron su frase.

Ahora todos se fueron a dormir y yo prometí una sorpresa que iba a armar en 10 minutos… Y acá está. Sale con hashtag y todo, aunque es obvio que a nadie le va a interesar esto, pero la propuesta está: armar tu frase twittera que te involucra a vos y a 2 twitteros más, escribirla en este blog (tengo sed de comments :D) y obviamente twittearla usando el hash #frasetwittera (y de paso un link: http://3.ly/frasetwittera :D) sin importar quién te toque ni qué te toque… y no vale mentir. Lo de la hora actual es medio cualquiera, pero tenía que armar otra lista larga además del día de nacimiento, para meter a más twitteros. Perdón a los que no pude meter ahí, pero salió todo muy rápido, no quise pensarlo demasiado para no ponerme en detallista-mode y perderme una hora con esto.

Please, ¡no se olviden de twittearlo ni de comentarlo acá, así queda todo registrado! 😉

De más está decirles que las listas de situaciones, conectores de frases, y twitteros, están ordenadas totalmente al azar vía Random.org. No lo grabé por falta de tiempo, obviamente, pero… créanme.

Nada más… espero comentarios y muchas críticas ;).

¡Pará, no te vayas! ¿Te gustó este post?
Suscribite a los próximos por RSS con tu lector favorito. ¡Gracias!

¡Nuevo! Ahora también podés recibir Alvago Go! por e-mail.
Ingresá tu e-mail:

Compartilo

» Alvago »»» www.alvago.com.ar


» Alvago »»» Sopas de letras hechas trencito 3

13 de Marzo de 2010 6 comentarios

El 30 de septiembre se me ocurrió lanzar el post de las Sopas de letras hechas trencito, un juego de ingenio bastante simple que hace tiempo tenía en mente realizar, y 2 meses después hice una segunda edición. Esta tercera edición la había dejado preparada para la semana que estuve dando vueltas por Salta y Jujuy con amigos 1.0, pero un gran y rojo “Programación perdida” de WordPress lo impidió.

No importa que no comente o que no juegue casi nadie como pasó las veces anteriores… en realidad, mejor, así gana el que entra seguido al blog o el que está suscripto al feed :D. Aprovecho para felicitar nuevamente a Alonsónico, el ganador de la primera edición, y a Halle, el ganador de la segunda.

Es bastante sencillo de hacer: son cuatro sopas de letras encadenadas por una palabra. Esta palabra es la que define la temática de cada una de esas sopas de letras. Primero lo ideal sería reconocer esa palabra suelta, y luego 8 palabras relacionadas con ese tema. Una vez que están todas las palabras encontradas, con las letras sueltas se arma una frase en cada sopa de letras, relacionada con ese mismo tema. De más está decir que las palabras se pueden encontrar en cualquier dirección y en cualquiera de los sentidos.

Sopas de letras hechas trencito 3 - Alvago Go!

Va de nuevo, resumido:
1) Descubrir las 4 palabras que inician o unen las sopas de letras.
2) Encontrar las 8 palabras en cada sopa de letras, relacionadas con esa primera palabra encontrada.
3) Descartando las 36 palabras anteriores, descubrir las 4 frases que se esconden en los caracteres restantes.

El primero que lo saca se gana… veremos. Veremos si se gana algo o no :D. También pueden sugerir premios. Si los cumplo o no, problema mío. Y del ganador. 😛

¡Pará, no te vayas! ¿Te gustó este post?
Suscribite a los próximos por RSS con tu lector favorito. ¡Gracias!

¡Nuevo! Ahora también podés recibir Alvago Go! por e-mail.
Ingresá tu e-mail:

Compartilo

» Alvago »»» www.alvago.com.ar


Página siguiente »