Alvago Go!

El blog de Alvaro G. Ghisolfo

El blog que no habla de todo un poco: habla de todo, mucho.

Ir al contenido.

Quién soy

Soy la única persona
en el mundo que
responde al nombre
de “Alvaro G. Ghisolfo”.

Suscribite por e-mail

Ingresá tu dirección de mail para suscribirte a Alvago Go! y recibir notificaciones de nuevas entradas.

» Alvago »»» “Consumir preferentemente antes de” cuando se me cante

1 de julio de 2015 1 comentario [¡Dejá el tuyo!]

A primera impresión parece que soy el más rata del universo… y en parte lo soy. Pero, por otro lado, la realidad es que siempre me dio lástima tirar comida (o relacionados) y es por eso que más de una vez prefiero comer algo vencido, antes que tirarlo.

No quiero comer asado frío, no me gustan las pastas recalentadas, no me cabe para nada la ensalada de frutas que está guardada desde el día anterior y me re calienta que en un restaurant te sirvan la guarnición asquerosamente mezclada con el plato principal, pero, últimamente…

Café 1 año y medio vencido

Hay que saber que el café molido de Café Martínez que viene en paquete, al menos el de packaging naranja (intenso), aguanta en la heladera al menos 1 año y medio. Si lo dejé de tomar después de tanto tiempo es porque ya no daba para más lo tan “pasta negra” que terminó quedando, pero el gusto no había cambiado.

Pochoclos con maíz, azúcar y aceite vencidos

Tirarme a mirar una película comiendo pochoclos es algo que no hacía demasiado seguido hasta hace unos años. Entonces, las primeras veces, hasta que no se acabó, no se me había dado por ir al almacén a comprar un paquete de maíz pisingallo… usando así uno vencido hacía más de 1 año. Por su parte, la primera vez, el azúcar no sé si estaba vencida, pero tenía como 1 año fuera del paquete, en la azucarera, abierta al público día y noche por delante y por detrás (?). Ni hablar del aceite, que como no lo uso casi nunca, lo repongo una vez cada muerte de obispo.
Inexplicable el olor a rancio que finalmente tenían esos pochoclos… ¡pero qué ricos que estaban!

Fideos de sopa

Cuando todavía vivía con mi familia, mi vieja tenía un tarro de vidrio translúcido azul con algunos fideos para sopa. Ella los reponía seguido porque comíamos bastante seguido, y si bien se los podría haber llevado, como no quedaban demasiaaados, me los dejó para que los termine yo y luego le devolviera el tarro.
Hace ya 3 años que no vivo con ellos, y ahí está el tarro azul, con los fideos adentro. Muuuuuuy cada tanto me hago un poco de sopa, ¡y los fideos lucen y saben igual que el primer día!

Ketchup, salsa golf, mayonesa, barbacoa

Desde el momento en el que entendí que no podía tener en la heladera abiertos todos los envases de aderezos habidos y por haber porque como no los uso demasiado se me empezaban a vencer antes de que pudiera utilizar un 5% de su contenido, me di cuenta de que podía robarle un poquito a McDonald’s y Burger King, intentando equiparar todo lo que ellos me roban a mí cuando consumo sus productos.
Cada vez que compro algo pido un par de sobrecitos, y ahí van a parar, a la alacena de mi casa, para usar cuando… ¡cuando ya están vencidos! Resulta que tampoco llego a utilizarlos todos, y se me termina vencido eso también. Igual no pasa nada, ya aprendí a regular un poco eso y no pedir tanto… o empezar a comer más.

Leche abierta hace casi 2 semanas

El sachet, la cajita y la botella de leche dicen “Una vez abierto, conservar en refrigerador y consumir dentro de los próximos 3 días” o algo por el estilo. Bueno, me parece que se les olvidó multiplicarlo por 4. Como no entiendo el olor de la leche (no distingo la buena de la vieja) ni pienso ponerme a hervirla para darme cuenta de cómo está (¡y encima después tener que tomarme otra vez el trabajo y el tiempo de enfriarla si la quiero fría!)… la tomo igual y fue. Eso sí, al menos la guardo en la heladera.

Té y mate cocido, 5 años vencidos

En la cocina del laburo hay varios sobrecitos de té y de mate cocido de distintas marcas extrañas que trajeron de regalo de no sé dónde, hace —voy a adivinar— al menos 6 años, cuando yo ni siquiera estaba trabajando acá. Los últimos nadie los tomaba, por ende iban quedando por ahí y acumulando mugre y espacio, especialmente desde que se vencieron. ¿Cuándo?: en mayo de 2013, diciembre de 2011 y junio de 2010.
¿Algún problema en tomar té y mate cocido vencidos hace 5 años? Para mí, ninguno.

Y a la hora del resfrío…

Con los remedios no se jode.
¡¡Minga!! Está confirmado, o mejor dicho, yo te confirmo, que los tecitos Vick los podés tomar hasta 7 meses después de vencidos y no te va a pasar absolutamente nada. No sé si te vas a curar del resfrío, pero morir, no te vas a morir.

Y bueno.

No sé hasta cuándo seguiré haciendo esto, pero ya me va a agarrar una úlcera, una intoxicación o algo por el estilo y ya aprenderé. Mientras tanto, ¡“consumir preferentemente antes de” cuando se me cante!

¡Pará, no te vayas! ¿Te gustó este post?
Suscribite a los próximos por RSS con tu lector favorito. ¡Gracias!

¡Nuevo! Ahora también podés recibir Alvago Go! por e-mail.
Ingresá tu e-mail:

Compartilo

» Alvago »»» www.alvago.com.ar

1 comentario... [¡Dejá el tuyo!]

  1. ime dijo el 3 de agosto de 2015:

    Auque no he ingerido ninguno de los productos antes mencionados vencidos…….no me la creo con lo de la lechee… eso es tener paladar de hierro…

RSS feed for comments on this post.

¡Dejá un comentario!

Media pila, podés usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


Leé más...

Página principal de Alvago Go!
Ver un post al azar
« Entrada anterior:
» Entrada siguiente: