Alvago Go!

El blog de Alvaro G. Ghisolfo

El blog que no habla de todo un poco: habla de todo, mucho.

Ir al contenido.

Quién soy

Soy la única persona
en el mundo que
responde al nombre
de “Alvaro G. Ghisolfo”.

Suscribite por e-mail

Ingresá tu dirección de mail para suscribirte a Alvago Go! y recibir notificaciones de nuevas entradas.

» Alvago »»» Tweet 18181, dedicando lo importante

25 de Noviembre de 2010 3 comentarios

No voy a arrancar este post diciendo que no tengo tiempo (ni, a veces, ganas :P) de hacerlo tan bien como yo quisiera… porque sino todos mis posts empezarían iguales :P.

Después de haber cumplido 5555, 6666, 7777, 8888, 9999, 10.000, 11111, 12121, 13131, ¿1111?, 14141, 15151, 16161 y 17171 tweets, acá está el 18181:


Tweets dedicados recibidos

Los primeros tres tweets son el 8080 de @HQ063, el 10.000 de @JohnCross y el 5050 de doña @Boonaaa:

Luego sigo con el 3650 de @gownii, el capicúa 18881 de @marcelolynch y el 6500 de @SoftKarina… No, no tiene por qué ser capicúa ;)…

Un tweet destacadísimo, el 11111, de mi amigo @adario7. Muchas gracias, bro… Más palabras, sobran :)…

Sigo con tres capicúas: el 16561 de @FernandoSoyYo, el 12321 (número copadísimo) de @F4d30u7, y el 4444 de @jorjerojas:

Otro destacado, porque ese número es excelente pero, mucho más, porque ella se lo re merece: gracias @pequeniag por tu tweet 10.000:

Cabe mencionar acá un tweet oculto, que nunca van a poder ver porque no lo capturé en su momento: hablo del tweet 8008 de @Praboy, ahora con cuenta suspendida. La verdad que no debería poner ese tweet, pero sólo porque se te extraña, acá va el texto del tweet, que sí lo tengo:

@Praboy: 8008 (el culo te abrocho) para el forrito de @alvago

Después sigo con el 6776 de @sergiofruto (que es la primera vez que me dedica un tweet), el 14514 de @xrtr y el 4500 de @gownii:

Tres al hilo con @Yany06 (bueno, eso no sonó muy bien :P): el 87.777, el 88.666 y el siguiente al 88.888:

Sigo con el 11.877 de @alanbozzano (sí, viniendo de un amigo se puede encontrar lo bueno de cualquier tweet a pesar del número), el 11.500 de @vester (después de haberse pasado el 11111… ¡todo bien igual!), y otro más de @Yany06, el 90009:

Ahora se vienen dos tweets dedicados seguidos, el 11.404 de @adario7 y el 11.909 de @alanbozzano, tweets que por lo que dicen no puedo dejar de destacar… los re banco MAL a los dos, muchachos.

Acá debería ir un tweet de @fedecolor pero 84 tweets después se dio cuenta de que se pasó… No pasa nada, la intención es lo que cuenta :). Voy con una pregunta que hizo @loquimambis y que casualmente fue en un tweet capicúa. Le siguen el tweet 6336 de @Nadu1712 (la niña RTeadora por excelencia :P) y el 5555 de @Boonaaa, que incluye una imagen muy particular :D:

Voy con otro tweet destacado y es el 5555 de @gownii. ¡Muchas gracias, che!:

Al final ni novedades sobre el 555, pero sí llegó el 777 de @loquimambis :). Después surgió el problema de la cantidad de tweets (muchos contadores regresaron a cero) y ahí aparecieron el tweet 10 (en realidad fue el 9 :P) de @EmaNeira, el 55 de @pabloam

…el 304 y el 333 de @cssfe, y el 100 de @Nelson_VI. Después se arregló el fail twittero y esto sigue con el tweet 8888 de @YourWinnie:

Tweet 93093 de @Yany06, un capicúa 7007 de @CocoLuchis, y otro capicúa, el 12721, de @alanbozzano:

Y para terminar con esta parte, los últimos: el 95059 de @Yany06, el 11.000 de @pequeniag y el 9000 de @ElCorren. ¡Muchas gracias!


Tweets dedicados enviados

Esta vez dediqué 4 tweets (en realidad 5, porque uno está más abajo)… de nuevo estuve muy rata en este sentido.

Fueron simplemente el 17.600 para my friend @adario7, los tweets capicúa 17671 para @patriciodm y 17871 para @bisarro en su día de cumpleaños, y el 18.000 para @guspatagonico y @ElybethS, organizadores del #TwitterPicnic4 que se va a hacer el 4 de diciembre en Costanera Sur. ¡No se lo pierdan!


Y para terminar…

Y al final de todos, como sabrán, se vienen las cosas raras, los tweets más locos. Pero lo primero de todo es tan loco que ni siquiera son tweets: @solanadc y su bio twittera (a quien ya destaqué anteriormente por ese mismo motivo en las entregas Nº 2 y 3 de “Las biografías más bizarras”) y @axito11 sorprendiéndome al dedicarme un mensaje en el muro de FB :D. Después sigo con el tweet mío que mencionaba más arriba, que no importa qué número de tweet es, lo que importa es que lo twitteé justo cuando rescataban al minero chileno Nº 11, así que es obvio a quién se lo iba a dedicar.

Tres más: @axito11 otra vez me dedicó un tweet cuando volvió a aparecer el problema de los 0 followers, @marcelolynch me dedicó un tweet en su propio día de cumpleaños (¡groso!), y en el día de la muerte de Kirchner, @comandanteF me dedicó su tweet 1950, el año en el que nació el finado.

Y los últimos tres tweets: @edufortes y el kilometraje del auto, @putoelquelee y la fecha escalerita al revés, y @gownii con su nuevo avatar. ¡Gracias!

¡Pará, no te vayas! ¿Te gustó este post?
Suscribite a los próximos por RSS con tu lector favorito. ¡Gracias!

¡Nuevo! Ahora también podés recibir Alvago Go! por e-mail.
Ingresá tu e-mail:

Compartilo

» Alvago »»» www.alvago.com.ar

Hay 3 comentarios [Leer los comentarios]

¡Dejá un comentario!

Media pila, podés usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


» Alvago »»» Una vaquita de San Antonio

23 de Noviembre de 2010 13 comentarios

Aviso: Este post no se trata de un review de una vaquita de San Antonio. Si no te interesa conocer mi historia personal con ellas, rajá de acá.

Hace más de una semana que tengo pensado hacer varios posts relativamente interesantes. En las últimas 24 horas me dispuse a que alguno tenía que salir hoy, sin saber por cuál de todos empezar. Anoche, 2 de la mañana, apago un poco la luz para inspirarme, corto la música, cierro Skype, cierro Sobees, y… aparece una vaquita de San Antonio en mi dedo meñique derecho. Así que cancelé todo lo que tenía en mente y me puse a escribir sobre eso.

Desde chiquito me inculcaron que las vaquitas de San Antonio traen suerte. Por qué, no sé, pero hace poco, investigando en Internet, me di cuenta de que están relacionadas con la religión católica. Seguramente tiene algo que ver con eso.

Sin embargo, y esto es tema para un post aparte, hace varios años aprendí o mejor dicho empecé a creer que la suerte no existe. Reemplacé o al menos intenté reemplazar todos los deseos de “¡Suerte!” por la palabra “¡Éxitos!”, y dejé de creer en cábalas y todo ese tipo de pensamientos o acciones sin sentido. Entre ellos, pedirle un “deseo” a la vaquita de San Antonio. Pero, insisto, esto es tema para tratar en otro momento.

Sin embargo (sí, empiezo dos párrafos diciendo lo mismo, porque ahora me voy a volver a contradecir), el tema está en que estos bichitos, en pocas palabras, me pueden. No les “pido” nada, ni los considero algo mágico, misterioso, esotérico, sobrenatural, divino, celestial ni sobrehumano, pero así y todo, seguramente porque lo vengo haciendo desde chico, aparece uno y automáticamente, ya sea por mucho o poco tiempo, dejo todo lo que estoy haciendo y me pongo a prestarle atención.

Hay varias especies de estos inofensivos insectos conocidos bajo el nombre de coccinélidos. Una de ellas, la que a mí más me gusta, se llama “eriopis connexa”. Son los que tienen la mayoría de su cuerpo negro, con algunas manchas blancas, algunas manchas naranjas, y algunas manchas blancas y naranjas. A diferencia de otras especies, ese naranja es tan oscuro que casi parece un rojo. Todas las imágenes que hay en este post son de esa especie.

No sé por qué, pero siempre me pongo a mirar cómo camina, para dónde va, por qué a veces va y vuelve, qué hace cuando llega a la punta, por qué siempre intenta ir hacia arriba, en qué momento abre las alas para tratar de volar, qué hace cuando cae patas para arriba, y hasta qué haría yo si estuviera en su lugar. De más está decir que no tengo problema en tenerlo en la mano o en el brazo el tiempo que el propio animal quiera quedarse, de ninguna manera intento sacármelo, y mucho menos matarlo.

Sí, ya sé, estoy un poco loco como para pensar esas cosas… y mucho más, en ponerme a contarlo acá. Pero nunca lo había dicho y quería que alguien lo sepa. Buenas tardes, mucho gusto.

¡Pará, no te vayas! ¿Te gustó este post?
Suscribite a los próximos por RSS con tu lector favorito. ¡Gracias!

¡Nuevo! Ahora también podés recibir Alvago Go! por e-mail.
Ingresá tu e-mail:

Compartilo

» Alvago »»» www.alvago.com.ar


» Alvago »»» Alternativas locas para superar las salidas rutinarias

8 de Noviembre de 2010 5 comentarios

Ante todo aclaro que pensaba hacer de éste un post mucho más rico en contenido, dejándolo para cuando tenga más ganas y más tiempo para escribir. Pero como ese momento es utópico… esto va así nomás, convirtiéndose en otro clásico post de relleno.

La pregunta es: ¿nunca les pasó que ir siempre a los mismos lugares, los mismos días, a las mismas horas, con la misma gente, y haciendo lo mismo, se les terminó convirtiendo en una rutina? Ya sea por trabajo, por estudio o por simple ocio, creo que dejar caer un simple viaje en una rutina es una de las peores cosas que pueden pasar. Este post está destinado principalmente a la parte de “simple ocio” porque es lo que vengo pensando hace bastante, pero puede aplicarse a algunas otras salidas también.

El hábito, el acostumbramiento, la rutina, la repetición… con un poco tiempo de más y/o con dinero de más, se puede revertir. Teniendo siempre en cuenta esos dos factores, la solución es tan simple como empezar a considerar algunas de las siguientes opciones:

  • Tomar un colectivo o un camino que no se haya tomado nunca
    Uno puede llegar al mismo lugar con un colectivo (o en auto, pero siempre haciendo el mismo recorrido)… Bien, es hora de cambiar ese recorrido o tomarse uno o más colectivos alternativos. Si la salida es por ocio y no hay un destino definido, incluso se puede tomar un colectivo cualquiera y bajarse en cualquier lugar, sin saber exactamente qué hacer… ateniéndose a las consecuencias :D.
  • Generar una lista de lugares sin mirar, e ir al primero que coincide o no coincide con el otro
    Imaginemos que dos o tres personas quieren salir y no saben a dónde. Cada uno arma por separado una lista de lugares a donde ir (acordando algunas condiciones previamente), luego se elige si se va a ir al primer lugar que coincida o que no coincida entre ambas listas. Se comparan las listas y, ¡zas!, ya está elegido el lugar.
  • Perseguir a una persona equis
    Simple: estoy en el medio de la calle con una hora al pedo por delante. ¿Qué hago? Me elijo una persona y me pongo a perseguirla, a ver hasta dónde va. Ojo, este punto puede traer consecuencias legales (?).
  • Ir hasta la última parada de un colectivo o subte
    También es bastante simple: uno se toma un colectivo/subte, pero se prohíbe bajar antes de la terminal/cabecera. Lógicamente, esto se pone más interesante si uno desconoce el recorrido o la finalización de ese servicio de transporte, pero más o menos tiene que estar informado de si no termina en Villa Alvaguito (?) para que no le afanen hasta los pelos.
  • Llevar menos de 5 pesos
    A ver cómo uno se arregla para salir con solamente $ 5. El viaje de ida, el viaje de vuelta… ¿y después qué pensás hacer?
  • No caminar por avenidas sino sólo calles internas
    Esto está bueno para cuando uno va caminando. Yo suelo hacerlo siempre, especialmente los viernes a la tarde, que estoy solo y varias horas al pedo. La idea es evitar caminar por las avenidas principales, sino transitar solamente las calles internas de la ciudad. Es una buena forma de saber dónde hay ciertos negocios más chiquitos que no hay en avenidas, ver gente no tan enloquecida sino un poco más de barrio, conocer los nombres de las calles que uno nunca conoce, ver casas en vez de tantos negocios, oír un poco menos de ruido y respirar un poco menos de smog.
  • Ir hasta donde se corta una calle y recién ahí doblar
    Esto se puede hacer caminando o en auto. Es tan simple como ir por una calle y prohibirse doblar en otra, a no ser que se corte, claro está. De más está decir que más o menos hay que pensar qué calle se va a elegir, o permitirse cortar el juego en cualquier momento… Si uno agarra Av. Rivadavia en Capital Federal (o Ciudad Autóoonoma… de Buenos Aires) y no dobla, va a terminar en Merlo, provincia de Buenos Aires.
  • Ir a un solo lugar sin moverse de ahí hasta decidir volver
    No hay mucho que explicar, ¿no? Llegar a un lugar, apoyar el culo y no ir a otro lado (o más difícil: no moverse) hasta que se decide volver.
  • Caminar todo el tiempo, sin sentarse
    Lo contrario a lo anterior. Lo que hago yo casi todos los viernes a la tarde :D.
  • No usar medios de transporte
    Tampoco hay mucho para explicar. Queda todo en manos de nuestras patitas.
  • Salir sin ir a ninguna fucking empresa capitalista (McDonald’s, Starbucks, etc.)
    Es una opción que muchos eligen de nacimiento, mientras que a otros nos es difícil considerar. Bien, la idea sería no pisar ciertas empresas sino pasar por almacenes de barrio, panaderías, rotiserías, kiosquitos, o simplemente una plaza. Esto puede abarcar no entrar a ningún shopping, o sí.
  • No pasar por ciertos barrios o sólo limitarse a determinada zona
    Esto sirve para cuando uno no sabe bien a dónde ir. Podría limitarse a no salir de Zona Sur, o a sólo pasar por el este de la Capital Federal, o sólo pisar ciertos barrios, o no pasar por los barrios que visitó en las últimas equis semanas, o cosas así.
  • Ir y venir de distintas maneras
    Algo similar a la primera opción. La idea sería ir a un lugar con un colectivo o subte o loquesea, y sin moverse de ahí más de determinada cantidad de cuadras (o sí, pero luego volviendo al mismo lugar), volver de otra forma.
  • Ir a un lugar con sólo equis sílabas o vocales
    Sí, esto claramente es una pavada que me quedó como secuela del post de los diminutivos… pero sirve. Uno puede elegir ir a un lugar (local, barrio, calle, lo que dé…) cuyo nombre sólo tenga cierta cantidad de sílabas, o cierta cantidad de vocales, o sólo empiece con cierta letra, etc. Obviamente, si esta cantidad o esta letra sale al azar, el desafío será mucho mayor.
  • Salir a un lugar al aire libre
    El tema acá está en no quedarse en un lugar bajo techo. No shoppings, no barcitos, no estaciones de servicio, no facultades… No sé qué, será cuestión de ver qué hay.
  • Salir sólo si llueve
    Esto sería algo similar a lo anterior, pero exactamente al revés, buscando un lugar que a uno lo repare de la lluvia.
  • Salir sólo si llueve, pero a un lugar al aire libre
    Masoquismo puro.
  • Organizar una salida decidida por una sola persona
    Si se trata de una juntada de dos o más personas, se puede hacer que cada vez que se sale, uno solo sea el que decida a dónde ir, y el otro va sin saber dónde y confiando en lo que va a decir el otro, casi como yendo con los ojos cerrados. Claro que tiene que ser un grupo de confianza y que más o menos compartan los mismos gustos o estén dispuestos a hacer cosas que por su propia cuenta no harían.
  • Hablar sólo con 3 personas
    Si esto se toma como una premisa y se presta atención todo el tiempo, verá que no es tan fácil como parece. Al comprar el boleto para viajar, hay que decirle el valor, y ya se gasta una persona. Si uno va a comprar algo para tomar, se gasta otra persona. Si aparece alguien en la calle que le pregunta cómo ir a tal lado, se le gastó la otra persona, y… ¿cómo volvemos?

De más está decir que este post es producto de la locura que a veces pasa por mi cabeza… y que sólo sirve como disparador para tratar de cambiar un poco las salidas que se convierten en rutina. Algunas son factibles de realizar, otras imposibles. Y obviamente estas restricciones se pueden combinar, como para hacer más difícil la cosa: ¿se imaginan salir caminando bajo la lluvia a un lugar cuyo nombre sólo puede tener 4 letras, sin poder doblar en ninguna calle, limitándose a dirigirle la palabra a 3 personas como máximo y contando con sólo 5 pesos en el bolsillo?

Ni hablemos de que existen mil alternativas más, sólo que éstas son las primeras que se me ocurrieron. Por supuesto, si se les ocurren más cosas locas, pueden dejarlas entre los comentarios… sin tomar a “ir a pegarle a Alvago por el post de mierda que hizo” como una opción válida. ¡Saludos!

¡Pará, no te vayas! ¿Te gustó este post?
Suscribite a los próximos por RSS con tu lector favorito. ¡Gracias!

¡Nuevo! Ahora también podés recibir Alvago Go! por e-mail.
Ingresá tu e-mail:

Compartilo

» Alvago »»» www.alvago.com.ar